Hoy por hoy, es necesario encontrar nuevas técnicas para obtener ganancias sin que nuestra economía se vea muy afectada. Una de las razones por las que, un procedimiento como el dumping financiero, está ganando adeptos día a día.

Hay muchas personas que quieren que el dumping financiero desaparezca lo más rápido posible, ya que las consecuencias que tiene para los mercados nacionales no son tan beneficiosas como puede tenerlas para distintos mercados internacionales.

¿Qué es exactamente el dumping financiero?

Se denomina dumping financiero a la manera en la que una empresa exporta uno de sus productos al mercado internacional a un precio muy inferior del que tiene, el mismo producto, en el mercado nacional en el que se encuentra la empresa.

dumping financiero

Esta práctica es muy utiliza con el objetivo de optimizar la fabricación de distintos productos y obtener los máximos beneficios posibles.

Esta actividad de dumping tiene siempre un significado negativo, ya que en los mercados en los que entra un producto extranjero a un precio inferior y hace la competencia “desleal” a los productos nacionales, es muy complicado para estas mantener su actividad y sus beneficios.

Por ello, los mercados nacionales intentan instaurar aranceles y cuotas con la intención de proteger industrias nacionales.

Tipos de dumping financiero

Podemos encontrarnos diferentes tipos de dumping financiero que ponen en marcha las empresas para obtener mejores beneficios en función de los objetivos más directos que estén buscando:

  • Persistente: para maximizar los beneficios se intenta aprovechar la segmentación de los mercados nacionales y extranjeros. Pone un precio más bajo que el que existe dentro del mercado nacional.
  • Predador: busca eliminar competidores vendiendo el producto lo más barato posible dentro del mercado extranjero e intentando conseguir el monopolio del mercado nacional.
  • Esporádico: suele ocurrir cuando hay un exceso de producción nacional y, el excedente, se envía al mercado internacional a un precio mucho más barato.

Qué consecuencias tiene el dumping financiero

Realizar el dumping financiero puede tener un límite tanto para las empresas que lo utilizan como una manera de obtener beneficios como para las empresas que lo sufren de manera directa.

La consecuencia más directa que observamos es el cierre de aquellas empresas que pierden demanda de sus productos al encontrarse más baratos por empresas que lo colocan de manera externa y más barata que la empresa nacional.

La disminución de la producción nacional de un producto en particular también tiene un impacto directo en la destrucción de empleos en distintos sectores de trabajo. Lo que puede afectar a la sostenibilidad económica de un país que tenga un gran peso de su macroeconomía en esos sectores.

Por estas razones, y otras muchas, son muchos los países los que buscan cada día más nuevas fórmulas para evitar la entrada de productos a través del dumping financiero. Ya sea a través de aranceles o cuotas de mercado o subvenciones a las empresas nacionales, pero el dumping financiero no es una práctica que convenga a ningún mercado nacional que quiera aumentar su producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *